junio 26, 2022
La gestión SSOMAC tiene como fundamento la constitución de una gestión basada en la norma ISO 45001 , ISO 14001 e ISO 9001. Esta gestión SSOMAC establece un marco normativo de deberes y derechos que regulan todas las actividades productivas y de servicios en relación al trabajo , medioambiente y calidad. A continuación se recogen los requerimientos legales en estos campos para orientar a los empresarios contratistas, como responsables de su cumplimiento.

El supervisor SSOMAC debe tener como función principal establecer objetivos estratégicos para cualquier Sistema de Gestión SSOMAC y metas cuantificables para el cumplimiento de los objetivos, permite a la organización conocer el grado de avance y hacer seguimiento a su progreso.

Se deben establecer objetivos y metas alcanzables en las funciones y niveles pertinentes dentro de la organización, considerando la política, naturaleza y contexto de la organización.

Elementos de la Gestión SSOMAC

La gestión SSOMAC tiene como fundamento la constitución de una gestión basada en la norma ISO 45001 , ISO 14001 e ISO 9001. Esta gestión SSOMAC establece un marco normativo de deberes y derechos que regulan todas las actividades productivas y de servicios en relación al trabajo , medioambiente y calidad. A continuación se recogen los requerimientos legales en estos campos para orientar a los empresarios contratistas, como responsables de su cumplimiento.

Cualquier labor que se va a desarrollar al servicio de un contrato genera situaciones de riesgo, tanto para los trabajadores como para las instalaciones y el ambiente. Por esta razón, el Sistema de Gestión SSOMAC debe definir como administrar dichos riesgos en cada actividad.

Estos factores de riesgo pueden exponer a los trabajadores a accidentes de trabajo y enfermedades ocupacionales. O, por otro lado, daños a la propiedad e instalaciones o impactar negativamente el ambiente y afectar la calidad total.

El punto de partida del citado manejo de riesgos debe ser una manifestación clara de la gerencia del contratista con respecto a los esfuerzos que la organización está dispuesta a llevar a cabo para manejar dichos riesgos.

Esto es: una Política, una organización y los recursos apropiados para llevar a la práctica dicha Política.

Como cualquier otra actividad del negocio, se debe involucrar todos los niveles de la organización con una clara asignación de responsabilidades para tareas tales como:

  • Establecimiento y divulgación de políticas.
  • Identificación de objetivos y metas.
  • Elaboración de diagnóstico de condiciones de trabajo.
  • Preparación de normas y procedimientos.
  • Programas de entrenamiento.
  • Programas de inspección.

Preparación de las normas y los procedimientos

Como elemento fundamental para la preparación de las normas y los procedimientos, se debe elaborar la identificación de peligros, evaluación y control de riesgos por medio del cual se preparará un inventario detallado de los agentes de riesgos a que están expuestos los trabajadores en su labor y los riesgos que sobre el medioambiente generen las actividades a realizar y como pueden afectar la Calidad Total de la organización. La efectividad dependerá de la calidad de la identificación de peligros, evaluación y control de riesgos.

Es recomendable que la preparación de estos diagnósticos cuente con la participación del personal expuesto al riesgo y expertos en las diferentes disciplinas de Seguridad y Salud Ocupacional. Y en el caso de los riesgos sobre el medioambiente y la calidad se debe de contar con la participación del equipo de planeación de actividades, expertos en el área ambiental y de calidad , los cuales tengan presentes los estudios ambientales y de calidad previos.

Planificación

Al igual que otras actividades del negocio se requiere que la ejecución cuente con una adecuada planeación que indique claramente:

  • Objetivos.
  • Estrategias.
  • Metas.
  • Sistemas de evaluación.
  • Prioridades
  • Personal responsable.
  • Fechas de cumplimiento.
  • Disponibilidad de recursos.

La ejecución debe acompañarse de una apropiada divulgación, motivación y registros. La efectividad de los programas debe ser medida periódicamente mediante un sistema de evaluación, como por ejemplo, el cumplimiento de las actividades con relación a las programadas, así como también el logro de las metas. La información resultante de la medición debe ser analizada y debe generar acciones que permitan ajustar los Programas.

La alta gerencia debe examinar la calidad de la gestión y el grado de realización de los programas mediante inspecciones y/o auditorias periódicas que permitan identificar áreas de mejoramiento.

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0