diciembre 3, 2021

Sunafil : Tribunal define actos de discriminación salarial

Tribunal de la Sunafil define la discriminación salarial

El Tribunal de Fiscalización Laboral (TFL) de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) estableció los lineamientos que identifican los criterios objetivos y razonables que justificarían una diferencia salarial no discriminatoria.

De acuerdo con la Resolución N° 269-2021-Sunafil/TFL-Primera Sala, la ley prohíbe pagar al trabajador una remuneración menor a la que percibe una persona cuando ambos realizan labores que requieran una equivalente habilidad, esfuerzo, responsabilidad, y son ejecutadas en el mismo establecimiento bajo similares condiciones; salvo que la diferencia se base en la antigüedad del mérito o la calidad o cantidad de producción o cualquier factor objetivo distinto.

El colegiado administrativo, de esta forma, declara infundado un recurso de revisión interpuesto por una empresa inspeccionada y acoge la postura jurídica del laboralista Iván Blume Moore.

A criterio del TFL, la igualdad salarial por igual trabajo constituye un principio-derecho que se desprende del numeral 2 del artículo 2 y del numeral 1 del artículo 26 de la Constitución Política.

De igual manera, se desprende del numeral 2 del artículo 23 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y del literal a) inciso i) del artículo 7 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales por vía de interpretación habilitada por la Cuarta Disposición Final y Transitoria de la Constitución Política, advierte.

Reconoce además que el Tribunal Constitucional (TC) define la relación existente entre el mandato de igualdad y la proscripción de la discriminación en los Fundamentos 6 y 7 de la STC N° 02974-2010-PA/TC. Estos, señalan que la aplicación del principio de igualdad no excluye el tratamiento desigual. Por consiguiente, colige que no se vulnera dicho principio cuando se establece una diferencia de trato, siempre que se realice sobre bases objetivas y razonables.

A la par, el TFL reconoce que para el TC estas precisiones deben complementarse con el adecuado discernimiento entre dos categorías jurídico-constitucionales, a saber: diferenciación y discriminación.

En este caso un inspector laboral detectó que los trabajadores de una empresa inspeccionada percibían diferentes rangos remunerativos, pese a que realizaban las mismas funciones en su respectiva categoría.

En primera instancia, mediante resolución de subintendencia de la Sunafil la empresa inspeccionada fue sancionada con una multa por haber realizado actos de discriminación salarial en perjuicio de 17 trabajadores, decisión que en apelación fue confirmada en segunda instancia por la respectiva intendencia de la entidad supervisora.

Al tomar conocimiento del asunto, el TFL advierte que, a lo largo del procedimiento de inspección, no se logró acreditar la existencia de perfiles de puestos u otros documentos que clasifique categorías y/o niveles remunerativos; ni la forma de ascensos o accesos en cada categoría.

Por ello, el TFL determina que, ante la comisión de conductas discriminatorias en materia salarial, se afectó el principio de igualdad consagrado en la Constitución. De ahí que, en este caso concluye que existe responsabilidad de la empresa inspeccionada e impugnante, tipificada en el numeral 25.17 del artículo 25 del reglamento de la Ley General de Inspección del Trabajo.

Conforme al numeral 25.17 del artículo 25 del reglamento de la Ley General de Inspección del Trabajo constituye infracción muy grave en materia de relaciones laborales la discriminación del trabajador, directa o indirecta, en materia de empleo u ocupación. Estas últimas referidas a la contratación, retribución, jornada, formación, promoción y demás condiciones, por motivo de origen, raza, color, sexo, edad, idioma, religión, opinión, ascendencia nacional, origen social, condición económica, ejercicio de la libertad sindical, discapacidad, portar el virus HIV o de cualquiera otra índole.